La Navidad tiene mucho de su origen en la agricultura

Navidad origen agricultura

La esencia de la Navidad, la que nos hipnotiza con sus luces centelleantes y sus dulces típicos, esconde raíces con la tierra y la agricultura. Más allá de la imagen tradicional que nos lleva a un establo y pastores que cuidan de su rebaño, la elección de diciembre para celebrar el nacimiento de Cristo podría sorprender a muchos.

"Una Festa Romana" by Roberto Bompiani (1821 - 1908)

Imagen: «Una Festa Romana» de Roberto Bompiani (1821 – 1908)

Diciembre, entre la cosecha y la siembra

Dice el Evangelio de San Lucas que, la noche en que nació Jesús, “había unos pastores que dormían al raso y vigilaban por turno durante la noche su rebaño”. A ellos se les apareció el Ángel para anunciarles la Buena Noticia. Parece una descripción de una situación típica de primavera. Esperamos que no fuera algo habitual entre los pastores de la época pasar la noche a la intemperie. Pero entonces, ¿por qué celebramos la navidad en diciembre, característico por sus frías temperaturas?

En la época romana existía una festividad que mucho tiene que ver con la agricultura: los llamados Saturnales, en honor al dios de la agricultura. A finales de diciembre, del 17 al 23 de diciembre, se celebraba el fin de los trabajos en el campo. Comenzaba el merecido descanso que finalizaría con la llegada de la primavera y las siembras. Era tan importante que las autoridades romanas establecieron hasta 5 días de vacaciones para su disfrute. En estas fiestas era tradición decorar las casas con plantas, sacrificar un animal y preparar un gran banquete donde se intercambiaban regalos. ¿Nos suena esto de algo?

Adorno navideño

Nace el Sol Invencible

Siglos más tarde, el Papa Julio I fijó el nacimiento de Jesucristo el 25 de diciembre. Su intención era facilitar la conversión al cristianismo de los paganos, preservando así la costumbre del parón en el campo. Además, coincidía con los días del solsticio de invierno, cuando los días comienzan a ser más largos. La luz vence sobre la noche. Era el “Natalis Solis Invicti”, el nacimiento de un nuevo Sol.

La Navidad ha podido evolucionar con el paso de los siglos, pero su esencia sigue siendo la misma. Una festividad que tiene sus comienzos en la tierra, como todo alimento.

Compartir:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
WhatsApp

Últimas novedades

¡Síguenos en redes sociales!

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

¡Entérate de todo sobre tu sector!

¡Te has suscrito correctamente! Ops! Algo salió mal.

¿Quieres anunciarte con nosotros?

En Campo Digital, puedes llegar a una audiencia amplia, altamente segmentada e interesada en innovación y tecnología en el campo.

Scroll al inicio

Suscríbete a nuestra newsletter