Revolución en la poda: las máquinas de poda automáticas ganan terreno

Poda automática

En la actualidad, hay una clara tendencia en el sector agrario hacia la innovación. La Agricultura 4.0 se nutre de la mejora y el diseño de nuevas máquinas para automatizar procesos que, hasta ahora, se realizan de manera manual. Por eso, ya se pueden ver proyectos orientados al desarrollo de máquinas de poda automáticas de la vid.

Estos proyectos son capaces de circular de manera autónoma por las extensiones de las vides y ejecutar los cortes para realizar la poda.

La poda se realiza para controlar el crecimiento de las ramas de la vid y es crucial para la producción de uva. Se realiza en invierno año tras año y necesita de numerosa mano de obra. Además, los agricultores dependen de las condiciones climáticas para realizar la poda, que suele ser manual. Por eso, es un procedimiento muy costoso para la industria, sumado a las dificultades para conseguir trabajadores cualificados.

Poda de viñedo

Desglosando las máquinas de poda automáticas

La carrocería de la máquina se está diseñando en forma de arco para que se pueda introducir rodeando a la vid y desplazándose a lo largo de esta. Cuenta con un sistema de inteligencia artificial que detecta, gracias al procesamiento de imágenes, los puntos de corte más efectivos para cada tipo de vid.

Un brazo robótico se encarga de hacer toda la maniobra. Tiene en su extremo unas tijeras con las dimensiones suficientes para realizar todos los cortes necesarios con precisión. El sistema es 100% autónomo gracias a un conjunto de baterías y motores.

Hasta un 60% de ahorro

Este sistema de poda autónoma ofrece uno de los principales beneficios que persigue la Agricultura 4.0: la mejora de la productividad. La automatización reduce a la mitad el tiempo destinado a la poda.

Además, aumenta la calidad del producto, ya que los algoritmos del sistema trabajan para detectar los cortes más efectivos para la vid.

Poda manual

Las condiciones laborales de los trabajadores también se ven beneficiadas. Es la máquina quien hace ahora todo el trabajo pesado. También podemos observar beneficios medioambientales al tratarse de un sistema eléctrico.

Con todo esto, se calcula una reducción del 60% de los costes derivados de la poda manual. Por eso, ya se está empezando a implementar en numerosas explotaciones agrícolas.

Compartir:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
WhatsApp

Últimas novedades

¡Síguenos en redes sociales!

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

¡Entérate de todo sobre tu sector!

¡Te has suscrito correctamente! Ops! Algo salió mal.

¿Quieres anunciarte con nosotros?

En Campo Digital, puedes llegar a una audiencia amplia, altamente segmentada e interesada en innovación y tecnología en el campo.

Scroll al inicio

Suscríbete a nuestra newsletter