Solix: El robot que fulmina las plagas con electroshocks

Solix de Solinftec

El sector agrícola se está digitalizando. Prueba de ello son los ejemplos de automatización de almazaras, los sensores para el riego inteligente o las máquinas que hacen todas las labores agrícolas. En esta línea, la startup brasileña Solinftec ha desarrollado Solix, un robot autónomo para la producción agrícola a gran escala.

Solix caza plagas

Un día de sol equivale a tres jornadas de trabajo

Solix recorre extensas áreas de cultivo, monitoriza el estado de la explotación y recopila datos para generar estadísticas precisas. Funciona con energía renovable. Los paneles solares generan la suficiente energía para alimentarlo durante tres jornadas de trabajo, operando tanto de día como de noche. Este nivel de autonomía permite una pulverización precisa y exacta con resultados óptimos.

Hace uso de una inteligencia artificial desarrollada también por la empresa. Al cruzar los datos recopilados con este software, Solix puede programar sus funciones con precisión. Esparce el herbicida necesario para evitar desperdicios y preservar el ecosistema. Su función “cazadora” detecta y elimina insectos antes de que pongan huevos. Atrae a los insectos mediante ondas de luz y los elimina con un electroshock.

Solix detecta malas hierbas

Hasta un 97% menos de herbicidas

Solix puede detectar la aparición de malas hierbas, previniendo daños en los cultivos de maíz, soja, trigo o algodón. Guilherme Guiné, CEO de Solinftec en Norteamérica, destacó la eficacia del robot en las máquinas que se han entregado hasta la fecha: «En una de las propiedades de nuestros clientes, observamos una disminución del 97% en el volumen de herbicida durante las pruebas iniciales, especialmente en zonas muy infestadas de malas hierbas. Esto subraya la capacidad de nuestra tecnología para suministrar aplicaciones precisas, justo donde se necesitan.»

Solinftec tiene grandes planes para Solix. La compañía planea entregar 50 de estas máquinas antes de que acabe 2023 y aumentar esa cifra a 250 el próximo año, con el objetivo de alcanzar una producción anual de 1.500 máquinas. Solix no solo promete mejorar la eficiencia y la rentabilidad de los productores, sino que también quiere contribuir a la reducción del desperdicio de herbicidas, disminuir la huella de carbono y evitar la compactación del suelo.

Imágenes: Solinftec

Compartir:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
WhatsApp

Últimas novedades

¡Síguenos en redes sociales!

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

¡Entérate de todo sobre tu sector!

¡Te has suscrito correctamente! Ops! Algo salió mal.

¿Quieres anunciarte con nosotros?

En Campo Digital, puedes llegar a una audiencia amplia, altamente segmentada e interesada en innovación y tecnología en el campo.

Scroll al inicio

Suscríbete a nuestra newsletter