La controversia de la reparación de maquinaria agrícola

Padre e hijo reparando un tractor. Reparaciones caseras

La tecnología ha transformado la maquinaria agrícola, brindando mayores capacidades y prestaciones. Sin embargo, también ha surgido un desafío importante: la dificultad para reparar estas máquinas cuando se averían. Otros sectores, como el automovilístico o el tecnológico, llevan años enfrentándose a este problema.

Son muchas las malas experiencias de personas que llevaron su coche a talleres de bajo coste, ajenos a los concesionarios, y terminaron con más problemas que con los que empezaron. Por intentar ahorrarnos unos cuantos euros, podemos echar a perder nuestros vehículos. Ante la multitud de casos que han salido a la luz, muchas empresas se han posicionado en contra de este tipo de reparaciones.

Otro ejemplo es el de uno de los gigantes tecnológicos más conocidos, que cuenta con servicios y centros autorizados para realizar reparaciones adecuadas. La empresa, famosa por su manzana, incluso tiene la capacidad de bloquear funciones de software si no se realizan reparaciones autorizadas.

La polémica también ha salpicado a los fabricantes de tractores agrícolas. Muchos se apoyan en que, desde sensores hasta controladores de seguimiento remoto, las nuevas tecnologías en maquinaria pueden llegar a superar los conocimientos mecánicos necesarios para su reparación. Por lo tanto, exigen que acudamos a centros autorizados para garantizar una reparación adecuada de nuestros tractores.

Mecánico realizando una reparación en maquinaría agrícola

La sorpresa que se llevaron los soldados rusos

Durante el conflicto en Ucrania, Rusia se hizo con una cantidad considerable de grano y tractores. Los rusos debieron estar muy contentos con su botín, pero después de transportar los tractores 800 km hasta la región donde planeaban usarlos, se llevaron una sorpresa desagradable: no había manera de hacerlos funcionar.

El problema no residía en los tractores en sí, sino en que el fabricante, John Deere, los había desactivado de forma remota. Aunque las medidas para evitar reparaciones no autorizadas han sido ampliamente criticadas, en este caso, probó su eficacia y seguridad.

El fabricante había desactivado los tractores mediante una función de bloqueo remoto. Sus equipos agrícolas han incluido durante mucho tiempo funciones como esa, así como un receptor GPS que permite rastrearlos en todo momento.

Mientras la tecnología siga avanzando y modernizando nuestra maquinaría agrícola, deberemos tener cuidado con su mantenimiento. Cuidar nuestro tractor también es dejarlo en manos de los profesionales del sector.

Compartir:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
WhatsApp

Últimas novedades

¡Síguenos en redes sociales!

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

¡Entérate de todo sobre tu sector!

¡Te has suscrito correctamente! Ops! Algo salió mal.

¿Quieres anunciarte con nosotros?

En Campo Digital, puedes llegar a una audiencia amplia, altamente segmentada e interesada en innovación y tecnología en el campo.

Scroll al inicio

Suscríbete a nuestra newsletter