El suelo agrícola: el almacén de carbono más grande del mundo

Suelo agrícola como almacén de carbono

La agricultura es responsable del 12% de las emisiones de CO2. Sin embargo, también puede ser la clave para frenar el cambio climático. Investigaciones recientes destacan el almacenamiento de carbono en la lucha por la sostenibilidad. El suelo, debido a sus características, funciona como sumidero de este gas.

Emisión de gases en la agricultura

Mediante la fotosíntesis, las plantas separan el carbono del oxígeno, que se devuelve a la atmósfera. El dióxido de carbono, conocido como CO2, se almacena para el crecimiento de las plantas. Sin embargo, el mal uso de la tierra y la deforestación son las principales causas de fuentes de emisión de este gas.

La tierra agrícola es el almacén de carbono más grande del mundo. Las investigaciones han demostrado que, el suelo agrario, podría “secuestrar” más de un billón de toneladas de carbono al año. Para ello, seleccionaríamos unos tipos de cultivos determinados que capturen una mayor cantidad de carbono. Por ejemplo, los cultivos perennes, que desarrollan raíces profundas que ayudan a la tierra a almacenar más carbono.

Otro ejemplo es plantar cultivos como tréboles, judías o guisantes después de que el cultivo principal se haya cosechado. De esta manera, el terreno agrícola estaría absorbiendo carbono durante todo el año.

Raíces profundas

Una realidad en España

Un proyecto español, financiado con fondos europeos, ha demostrado la eficacia del almacenamiento de carbono que, además, está estrechamente vinculado con la agricultura de conservación.

Las fincas que participaron en este proyecto no solo pudieron incrementar el almacenamiento de carbono, sino que también optimizaron su eficiencia en el uso del agua. Los cultivos utilizados mantienen más la humedad y reducen la cantidad de riego que requieren. Además, también mejoró la biodiversidad de la zona.

Los agricultores implicados en el proyecto vieron cómo se reducían sus gastos de explotación, aumentando sus beneficios. El carbono almacenado en el terreno beneficiaba tanto el crecimiento de sus cultivos como su calidad.

Compartir:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
WhatsApp

Últimas novedades

¡Síguenos en redes sociales!

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

¡Entérate de todo sobre tu sector!

¡Te has suscrito correctamente! Ops! Algo salió mal.

¿Quieres anunciarte con nosotros?

En Campo Digital, puedes llegar a una audiencia amplia, altamente segmentada e interesada en innovación y tecnología en el campo.

Scroll al inicio

Suscríbete a nuestra newsletter